Según la asociación civil Luchemos por la Vida, en 2014 casi ocho mil personas murieron en accidentes de tránsito en nuestro país, alrededor de 2.300 en la provincia de Buenos Aires*. Esa estadística anual incluye a nuestros únicos dos hijos: Bruno de entonces ocho años y Iara de trece.

Basta de Asesinos al Volante se llama este espacio que montamos con la intención de denunciar, combatir y exigir penas más severas para los compatriotas que violan las normas de tránsito y se transforman en homicidas cuanto menos potenciales. A contramano de la información que circuló en los diarios, el 18 de febrero de ese año nosotros no tuvimos un accidente en la Ruta 29 a la altura de Ayacucho. Nosotros fuimos víctimas de un infractor serial que viajaba en un auto gris con su esposa e hijos.

Esos otros dos niños quedaron huérfanos. Nosotros -vale insistir- perdimos a los nuestros. “Basta de asesinos al volante”, gritamos en medio del dolor para exigir (más) consciencia ciudadana y mayor control (y sanción) estatal.

————————————————————————–
* 7.613 muertos en total y 2.334 en la Provincia de Buenos Aires son las cifras exactas de 2014. Según el recuento que Luchemos por la Vida hizo en 2015, los números disminuyeron apenas: 7.472 en el primer caso y 2.322 en el segundo.